AurigaCrown.com
Teléfono

Ventajas de Auriga Crown:

Solo los mejores proveedores
Tiempo de espera reducido
Coches nuevos cada año
Pago en recepción
Sin extras ocultos

Monumentos en Mallorca

El Castillo de Bellver es considerado como unos de los monumentos históricos más visitados que existen en Mallorca, la excelente vista panorámica de la bahía de Palma y de la ciudad de Palma Mallorca se pueden disfrutar desde la colina de Bellver, ubicada a 112 metros de altura sobre el nivel del mar. La imponente construcción está ubicado a tres kilómetros del centro histórico de Palma de Mallorca.

El Rey Jaime II lo mando construir para que fuera la residencia de los reyes en Mallorca; se termino en el año de 1310, la construcción se levantó con piedra de mar. Este castillo se destaca por su planta circular y es el único en Europa con este estilo. 21 majestuosos arcos de estilo gótico lo embellecen. Otro monumento por mencionar se encuentra el Castillo de Bendinat, construido por el Marques de la Romana, en el siglo XIX, el estilo de este castillo es neogótico, el mismo estilo en que se han construido la mayoría de los castillos centroeuropeos. Esta situado en el término municipal de Calviá de Mallorca.

Els Calderers en Sant Joan es considerado un monumento más en la historia de Mallorca; está ubicado a la altura del kilometro 37, en el desvió de la carretera que va que conecta la Palma Manacor. Su historia se remonta en los años 1285, el predio perteneció a la familia los Calderers. Fue la noble familia Veri que en siglo XVIII mandó a edificar, en el año 1750 la señorial mansión que hoy se contempla. El conjunto que comprende este monumento es el edificio principal, corrales en los cuales se encuentran variedad de animales autóctonos del la isla de Mallorca, entre estos animales se encuentra el famoso cerdo negro; de esta especie porcina se obtiene el platillo tan delicioso conocido como sobrasada mallorquina.

Dentro de este conjunto también se encuentra el taller de herrero, el horno donde se cocía el pan y la coca. Este edificio corresponde a la típica casa mallorquina, fachada sobria, puerta con forma de arco de medio punto. Este edificio ha sufrido muchas reformas con el pasar de los siglos, en sus inicios fue construido con piedra mar.