AurigaCrown.com
Teléfono

Ventajas de Auriga Crown:

Solo los mejores proveedores
Tiempo de espera reducido
Coches nuevos cada año
Pago en recepción
Sin extras ocultos

Monumentos en Girona

La Muralla, el Barrio Judío y la Catedral (Barri Vell)

Estos son los lugares más tradicionales de Cataluña, con bellezas magníficas como la Muralla Carolingia, las obras arquitectónicas en el Barrio Judío y la magnificencia de la nave gótica de la Catedral, que es la más ancha del mundo.

El casco antiguo o Barri Vell designa el centro histórico de Girona, desde la Gran Vía de Jaume I hasta el paseo de la Muralla. La Muralla rodeaba todo el casco antiguo, resguardándolo de los ataques del exterior. Tenía 24 torres y 6 portales de entrada, cuyos principales eran el Portal Mayor (al inicio de la calle Mayor), la Limosnera (entre el monasterio y la Escuela Abadesa Emma) y el de Poniente o de las Mercancías.

Los fragmentos de muralla del siglo XIV delimitaban las dependencias del Monasterio y la población. El Monasterio de Santa María está calificado como una obra maestra del románico europeo por su espléndido portal cincelado en piedra, donde se transcriben pasajes de la vida de los reyes David y Salomón, de Moisésy de distintos profetas; así como figuras relativas de la vida cotidiana de la época medieval.

En el Barrio Judío podemos señalar el mikwa o miqvé del siglo XII, que era una especie de lavatorio o pileta subterránea de 4,5 metros por 5,5 metros, que usaba agua del Fluviá y de una fuente termal. Los baños se realizaban en distintos períodos de la vida de los judíos: los hombres antes del shabat, las mujeres antes y después del parto y, en cada mes, después del período.

La Catedral de Girona, dedicada a Santa María, se encuentra en el sitio más alto de la urbe; tiene la nave gótica más ancha del mundo, con una dimensión total de 22,98 metros. Además, es la segunda más ancha de cualquier estilo, por detrás de la de San Pedro en el Vaticano que tiene un ancho de 25 metros.

Su construcción se inició en el siglo XI con estilo románico, siguiendo en el siglo XIII con el gótico y se finalizó en el siglo XVIII.